Simplificar – lo difícil de hacerlo fácil

Escribir un artículo sobre la simplicidad es todo un reto. No me puedo enrollar mucho, debe ser preciso… simple.

Estoy convencido y veo cada día que simplificar es entre las 5 habilidades de gestión y liderazgo la más difícil de encontrar entre los directivos. Pero quizás sea la más importante a la medida que una empresa crece.

Simplificar – lo difícil de hacerlo fácil

La simplicidad

  • Leonardo da Vinci: "La simplicidad es la máxima sofisticación."
  • Henry Wadsworth Longfellow: "En carácter, en estilo, en todas las cosas, la excelencia suprema es la simplicidad."
  • Albert Einstein: "La mayoría de las ideas fundamentales en ciencia son simples y pueden, por regla general, expresarse en un lenguaje comprensible para todos".

Sin embargo, en mi trabajo como EOS Implementer colaborando con equipos directivos de todo tipo de empresas veo y observo que a menudo existe una tendencia para aumentar la complejidad a problemas o soluciones. El resultado es que planes trazados no se ponen en marcha, empleados están frustrados y líderes pierden la motivación.

Entonces, ¿por qué líderes hacen esto? ¿Por qué el ser humano tiende a complicarlo?

Primero, parto de la creencia que ni siquiera son conscientes que lo hacen. Sino sería complicarse la propia vida a propósito y según mi experiencia no suele ser así. Por lo que he observado puede haber dos causas:

  • Tiene que ver con el orgullo, con el niño intelectual que llevan dentro
  • Les supera la situación, no tienen una visión general de la situación

El orgullo intelectual

Cuando alguien adquiere una gran cantidad de conocimiento a través de la educación y formación profesional, es probable que quiera usarlo - incluso si no es necesario.

Un ejemplo fuera del mundo de los negocios podría ser una dietista que ha estudiado nutrición y fisiología durante varios años. Los clientes la contratan para que les ayude a perder peso o ponerse en forma.

Pocas dietistas en su situación estarían satisfechas simplemente diciendo a sus clientes que consuman porciones más pequeñas, hagan más ejercicio y eviten uno o dos alimentos dañinos. Mientras que eso sería una solución fácil y accionable, la receta más común que se prescribe es una combinación compleja de vitaminas, suplementos, clases de Pilates y yoga subacuático…

complejidad en el trabajo

Esto mismo ocurre entre ejecutivos que complican el trabajo por ejemplo en áreas de gestión, estrategia o marketing. Por ejemplo, muchos ejecutivos que se enfrentan a una persona difícil en su equipo gastarán energía y dinero para un coaching completo o un análisis 360 grados cuando en realidad, lo que deberían hacer, es simplemente sentarse con esta persona y decirle amablemente que últimamente ha estado actuando un poco como un burro y que necesita parar con esto...

Sin la visión necesaria

A veces me encuentro que las personas no tienen la visión necesaria para resolver un problema en la forma más eficaz. Al no tener la visión global toman decisiones con efecto positivo a corto plazo y para un reducido entorno, pero que afectan de forma negativa el resto de la empresa y a largo plazo. Lo que significa es que están creando parches en toda la empresa, lo que se traduce en complejidad al final, lo contrario de simplicidad.

Steve Jobs dijo:

“Lo simple puede ser más difícil que lo complejo. Tienes que esforzarte para que tu forma de pensar sea más simple.”

Steve Jobs

Visto y descubierto el caso es momento de preguntarse si la persona está en el puesto adecuado, si realmente entiende todos los pormenores del puesto y tiene la capacidad necesaria. Las tres letras mágicas para saber si una persona está en el puesto adecuado son:

  • G – gets it
    La persona entiende el puesto, las acciones necesarias para hacer bien el trabajo
  • W – wants it
    La persona quiere el trabajo, le gusta y se despierta con ilusión por las mañanas para ir al trabajo.
  • C – capacity
    La persona tiene las capacidades necesarias para hacer el trabajo, hacerlo bien. No hace falta esperar (uno a dos años normalmente) para que aprenda los conocimientos necesarios.

Solo las personas que cumplen estas tres características serán capaces de crear simplicidad en la empresa. Si no lo cumplen tomarán decisiones erróneas y generan complejidad a la empresa. serán expertos de crear complejidad

expertos en crear complejidad

Simplicidad en la empresa

Al gestionar prioridades, proyectos o personas en las empresas, muchos ejecutivos utilizan sistemas complicados y complejos, sin embargo a menudo siguen confundidos sobre lo que sucede a su alrededor.

Siempre me sorprende lo receptivos que son los CEOs y los equipos directivos cuando les presento las herramientas de EOS, todas ideadas y probadas en miles de empresas. No son herramientas sofisticadas o complejas, pero supongo que es justo esto el punto y la razón por la cual son tan bienvenidas. Otro día un ejecutivo me dijo después de ver las herramientas y lo que significa implementar EOS en las empresas: “Pero, esto no es nada nuevo…” Cierto, dije.

A menudo, parecen decepcionados con soluciones simples aunque efectivas para problemas aparentemente complejos. No es la novedad y la complejidad lo que genera resultados, sino es la simplicidad, el sentido común y la disciplina.

Ciertamente, entiendo por qué muchos ejecutivos están atraídos por la innovación y la sofisticación. Después de todo, aquí es donde la mayoría de nuestros medios y nuestra comunidad académica centran su atención. Las soluciones simples generalmente no están en portadas de revistas y no se discute en las escuelas de negocios.

Pero sí, la simplicidad sigue generando compañías exitosas y empleados satisfechos.

Así de simple.

Próximos pasos...

Rate this post

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: