Presión o buen rollo: cual y cuando

Hace dos semanas estuve en Detroit en la reunión trimestral de los EOS Implementadores de todo el mundo (QCE) y debatimos la pregunta: ¿Cuanta presión se debe o puede ejercer sobre un equipo para sacar el máximo rendimiento de él?

Me recordó la época de mucha presión en mi propia empresa de e-commerce en el 2013 cuando un cambio de algoritmo de Google nos hizo perder el 30% del tráfico web de la noche a la mañana y con ello lo correspondiente en facturación. Una situación peligrosa para la empresa. 

presion o buen rollo

En seguida reuníamos el equipo directivo de la empresa y debatimos de forma abierta y honesta las acciones que tomar y los ajustes que hacer. Eran unas semanas muy duras para la compañía. Como líder decidí mantener la cabeza fría: analizar los hechos con mi equipo y buscar soluciones conjuntamente. Resistí la tentación de transmitir el miedo que sentía que toda la compañía se fuera al traste y que se tuviera que despedir mucha gente. En este momento actué guiado por mi intuición. En el QCE hace dos semanas en Detroit conocí la ciencia que explica cual es la mejor forma de actuar y como presión o miedo nos afecta.

Se ha mostrado en múltiples estudios (por ejemplo el problema de la vela) que con la presión baja la creatividad y nuestra mente deja de pensar de forma creativa y amplia. Entramos en modo freeze, fight or fly (congelar, atacar o huir). Es el resultado de millones de años de evolución y las raíces de nuestros antepasados que aun vivían en cuevas y se enfrentaban a los tigres de sables.

El estrés dispara la producción de adrenalina y nuestro cuerpo se prepara para el asalto del tigre. Pero en nuestra sociedad actual no queremos esto, sino en las empresas modernas necesitamos que ante urgencias o problemas demuestren sangre fría, habilidad y creatividad encontrar soluciones al problema. Atacar, congelar o huir ya no es suficiente. El tigre de hoy en día requiere otras soluciones y otras reacciones de nuestro cuerpo. Pero no está preparado. Y es en estos momentos nuestra obligación como líder crear el ambiente y entorno para que las personas puedan ser creativos y sacar lo mejor de sí para afrontar el problema con máxima efectividad.

tigre de sable

Crear el entorno adecuado

¿Como crear entonces el entorno adecuado para que tu equipo trabaja lo más efectivo a pesar de estrés, problemas y prisas? La responsabilidad está contigo, con el líder, de crear este entorno que ayuda a cada persona sacar lo mejor de sí mismo. El modelo a usar se llama S.C.A.R.F. Más sobre el nombre y lo que significa abajo. Antes quiero introducirte a la escalera de bienestar.

La escalera de bienestar

La escalera de bienestar es el fundamento para entender por qué los miembros del equipo deben estar bien, sentirse seguros y apreciados para poder afrontar situaciones complicadas o complejas.

En la parte baja de la escalera hay los sentimientos negativos como preocupaciones, miedo, estrés, enfado o resentimiento. Al sentirlo, nuestro hipotálamo, una parte del cerebro, manda a producir y segregar cortisol una hormona que nos prepara para la lucha: atacar o huir. ¿Cuándo queremos esto? Es un estado negativo que puede incluso afectar la salud si perdura. Por lo que es aconsejable únicamente en periodos cortos, por ejemplo, con fechas de entrega justas. La condición para que esto funciona es que las tareas necesarias sean simples y bien definidas. En ningún caso debe tratarse de abordar problemas complejos o necesitar creatividad. El “¡sé creativo, ya!” no funciona…  

escalera de bienestar

En cambio, en la mayoría del tiempo en las empresas basadas en el conocimiento y en entornos cambiantes necesitamos que nuestro equipo sea receptivo, colaborativo y creativo.

Necesitamos subir en la escalera de bienestar a la parte alta, donde están los sentimientos como la esperanza, la alegría y el amor. Al sentirlo nuestro cerebro vierte la oxitocina, también conocida como la hormona de la felicidad y relacionado con el sexo. Pero aquí no quiero hablar del sexo sino del impacto positivo que tiene en el trabajo y la oficina: aumenta nuestra confianza, nos prepara para ser más creativos e impulsa nuestra capacidad para relaciones sociales. Todos ellos efectos positivos para crear y mantener un equipo capaz de afrontar los retos de entornos de constante y rápido cambio que existen hoy para todas las empresas. 

Subir en la escalera

¿Como hacer entonces para subir en la escalera y conseguir que el equipo esté más preparado, más creativo y más participativo? Allí entra el modelo S.C.A.R.F. Las letras vienen del inglés, pero funcionan también muy bien en castellano: 

eStatus

  • La letra S del modelo representa el estatus, que las personas se sientan importantes. Puede que lo primero que pienses sean títulos y sueldos, pero esto no es así. Si las conversaciones rodean alrededor de ello a menudo es porque es la única forma para obtener la relevancia deseada. A lo que hace referencia es a tomar las personas en serio, preguntar por su opinión de forma abierta y honesta y valorarla. Hacerles participe de decisiones y apreciar y reconocer sus aportaciones.   

Certeza

  • Certeza significa tener un plan: procesos, sistemas y conceptos claros. Claridad sobre qué se hace, cómo y porque se hace. La metodología EOS para la gestión de empresas te puede ayudar en esto. Cierto que vivimos en momentos de incertidumbre y cambios constantes y rápidos y es difícil tener certeza sobre el futuro. Pero aún más presenta la necesidad de tener una metodología para afrontar la incertidumbre.

Autonomía

  • Las personas sienten autonomía cuando tienen el poder de tomar decisiones que están dentro de sus responsabilidades y tienen una sensación general de control sobre sus tareas y lo que hacen. La metodología de las Rocas y crear un Organigrama de Responsabilidades. ¿Estás encima de cada persona y cada decisión, quieres saber todo lo que se decide y no hay ninguna reunión sin tu presencia? ¿Cuánta autonomía permites a las personas en tu empresa? ¿Tienes las personas que necesitas para poder delegar y ceder autonomía y te toca soltar las riendas un poco?

Relación

  • Se trata de ayudar a las personas a sentir la pertenencia al grupo. Solo al sentirse parte de un grupo empezamos a ser más valientes, aportar ideas y hablar honestos y abiertos. Espacios comunes como una cocina abierta donde se permite el intercambio y la comunicación, aunque no sea siempre 100% profesional. Eventos de Teambuilding aportan lo suyo. La sensación de permanencia no se desarrolla exclusivamente en Project Management o análisis de datos sino al crear lazos emocionales. Tener una visión clara de la empresa, un propósito con lo que se identifican las personas ayuda mucho.  

Fairness

  • And last but not least, fairness. Lo justo que la empresa trata a las personas. Con otras palabras: hay reglas y son las mismas para todas las personas, incluido los directivos y jefes de la empresa. Si todos han de trabajar duro, excepto los jefes, mal vamos. (Mira también este artículo sobre la diferencia de CEO exitosos). Si las personas no se sienten tratados con justicia o fairness, resentimientos y enfados nacen rápidamente, bajándoles en la escalera de bienestar. El resultado es lo contrario de lo deseado.

Esto es el modelo S.C.A.R.F.: tratar las personas con respeto e importancia, tener un plan en la empresa, tener las personas adecuadas y equiparles con autonomía, crear procesos y metodología que las personas se sienten parte del grupo y tratarles justos.

Presión o buen rollo

Ahora es a ti a decidir lo que necesitas de tu gente:

  • Creatividad, comunicación y honestidad
  • O foco, eficiencia y ejecución

Según las necesidades del momento debes y puedes adaptar tus estilos de liderazgo para conseguir lo que quieres. Esto puede variar de empresa a empresa, pero también de reunión a reunión o de tarea a tarea.

Solo tener en cuenta que el bienestar no se consigue de forma rápida. Debe ser una responsabilidad continua de los directivos. Foco y ejecución sí que se puede conseguir de forma puntual. Por lo que mi recomendación es crear una base de bienestar, usando el modelo S.C.A.R.F. y solo en momentos excepcionales ejercer presión si hace falta.

Conseguirás más con la empresa porqué conseguirás más con las personas.

 ¿Por dónde empezarás a subir la escalera del bienestar en tu empresa? 

Próximos pasos...

Presión o buen rollo: cual y cuando
4.3 (86.67%) 3 votes

Leave a Reply 1 comment

Eulalia Roig - 10 Julio, 2019 Reply

Muy buen post. Muy interesante. Siempre he pensado, almenos así lo hago en mi negocio. Prefiero la empatia y ganarme el respeto des del trabajo que no des del imponerme. Porque sinó siempre dependerá de que este el jefe para que rindan al máximo.

UN saludo

Leave a Reply: