Las 5 Fases de Crecimiento de las Empresas

Las 5 Fases de Crecimiento de las Empresas

Los psicólogos lo confirman: el comportamiento así como las decisiones que tomamos están en primer lugar determinados por nuestro pasado – y no por lo que tenemos delante. Es decir, somos el producto de nuestras experiencias acumuladas y cuanto más recientes más nos influencian.

Esta teoría se puede llevar perfectamente al mundo de las empresas y las 5 fases de crecimiento. Lo difícil para las empresas es salirse en momentos de conflicto y problema de lo aprendido y lo que antes ha funcionado para superar lo que son las fases de revolución en la empresa.

Pero empezando desde el principio, vamos a analizar estas 5 fases de crecimiento. Cada una de estas fases comienza con una fase que se llama fase de evolución, una fase de crecimiento ordenado y estable y que acaba con una fase de transición que se llama fase de revolución. Y es la capacidad de la empresa para resolver esta fase que determina si la empresa pasará a la siguiente fase de evolución y sigue creciendo.

El artículo de Larry E. Greiner en el Harvard Business Review revela que existen 5 dimensiones que determinan el tipo de desarrollo de cada empresa:

  1. La antigüedad de la empresa
  2. El tamaño de la compañía
  3. Las fases de evolución
  4. Las fases de revolución
  5. El ratio de crecimiento de su industria

Aquí me centro en las fases de evolución y revolución que son las dos únicas variables que de entrada y a corto plazo podemos influenciar de los cinco listados.

Fases de Evolución

Normalmente las fases de evolución tardan entre 4 y 8 años en las que la empresa disfruta un crecimiento continuo y sin mayores dificultades. Ajustes menores son suficientes para adaptar la empresa a los retos existentes y el mismo estilo de liderazgo y Management sirve perfectamente.

Fases de revolución

Pero toda la empresa al finalizar una fase de evolución llega a un tope, a su límite de crecimiento con el mismo estilo de Management. Ha llegado a la fase de revolución. Los métodos de gestión de empresas que hasta ahora se han usado ya no sirven y se genera frustración en la empresa y los mandos intermedios. En estas circunstancias muchas empresas se quedan atrás por no saber o no querer abandonar los estilos de Management hasta ahora útiles. El resultado es que dejan de crecer o incluso quiebran. Es el reto del equipo directivo encontrar en este momento las nuevas herramientas de gestión empresarial para sobreponerse a la fase revolucionaria.

Las 5 Fases de Crecimiento

Se han identificado en las empresas 5 fases de crecimiento, de evolución. Cada una está definida por el estilo de Management usado para conseguir crecimiento. Las fases de revolución están caracterizadas por el tipo de problema que la empresa ha de saber solucionar antes de volver al crecimiento.

Las 5 fases de crecimiento de una empresa

Por ejemplo, en fase 3 el estilo de gestión de la empresa es la delegación lo que ayuda solucionar el problema de necesidad de más autonomía en la fase 2 anterior. Pero puede ser precisamente el estilo de delegación que provoca la siguiente crisis, la de recuperar el control. Delegación, según como se aplica, crea libertad y diversidad – un posible problema sin el perfecto ajuste en la delegación.

Las 5 fases en detalle

Evolución: creatividad

Fase inicial de una empresa cuando tiene toda la energía puesta en la creación del producto o servicio y la venta. Los fundadores suelen tener una orientación técnica y no prestan mucha atención a la gestión de la empresa.

Revolución: liderazgo

Se descubre la necesidad de saber quién es la persona que lidera la empresa para poner en marcha técnicas de gestión de empresa. Puede ser un problema si el fundador no es la persona adecuada o no está dispuesto a ceder espacio para otra persona más cualificada.

Evolución: dirección

Si la empresa es capaz de sobreponerse a la primera revolución se embarca a un periodo de crecimiento sostenido. La empresa gana estructura: sistemas de contabilidad, incentivos, presupuestos, un sistema de comunicación etc.

Revolución: autonomía

La estructura es demasiado centralizada y el líder no está dispuesto a ceder las decisiones a otras personas en la empresa. Emerge una crisis por falta de autonomía.

Evolución: delegación

La siguiente fase de crecimiento emerge desde una estructura descentralizada: más responsabilidades para los directivos intermedios y los directivos a más alto nivel se limitan a la dirección sin entremeterse en el trabajo diario. El crecimiento es impulsado por los mandos intermedios al estar motivados y con más autonomía.

Revolución: control

La crisis de control aparece cuando la delegación acaba en falta de enfoque y la Dirección de la empresa intenta recuperar el control para dar el rumbo deseado a la organización.

Evolución: coordinación

La fase de la coordinación se caracteriza por la implementación de sistemas formales para ganar una coordinación mejor: centros de trabajo, control financiero por proyectos o productos etc.

Revolución: red tape

La crisis “red tape” (hilo rojo) entra en la compañía cuando se pierde el contacto entre las unidades de trabajo, entre Directivos y trabajadores de primera línea. Se establece una amplia crítica por la burocracia en la empresa.

Evolución: colaboración

La última fase usa una colaboración interpersonal muy fuerte para sobreponerse a la crisis del red tape. Se observa espontaneidad en el equipo directivo a través de pequeños equipos. Controles sociales y auto-disciplina sustituyen controles formales. La dirección de la empresa es más flexible y tiene el enfoque más en los comportamientos y valores.

Revolución: ?

Ahora hay grandes empresas en Estados Unidos (Google, Amazon, Apple etc.) que están en la fase de colaboración pero aún no se sabe cuál va a ser el siguiente reto o la siguiente crisis.

Pasos a seguir

Hoy en día, en un mundo que se mueve con mucha rapidez, es primordial para el empresario y el Equipo Directivo saber adaptarse a estas fases, anticipar las crisis y sobreponerse en un tiempo corto. La alternativa muchas veces es la muerte de la empresa o como mínimo el estancamiento mientras otras empresas toman el liderazgo.

Espero que el artículo ayude ver que las crisis son algo natural y omnipresente si hay crecimiento en la empresa y que existe una necesidad de reinventarse para llegar al siguiente nivel, a la siguiente fase evolutiva.

Espero que ayude a reflexionar y ser consciente de ello y tomar medidas antes de que la empresa se encuentre totalmente sumergida en la crisis. Directivos y empresarios que han pasado por estas fases saben identificar estas fases y las medidas a tomar para llegar al siguiente nivel.

Para no dejaros colgados solo con el problema aquí recetas para llegar al siguiente nivel:

  • Identificar la fase en la que se encuentra tu empresa. Al liderar la empresa es la obligación en cada momento saber en qué fase se encuentra tu empresa para poder tomar el siguiente paso y adaptarla según las necesidades del momento.
  • Reconocer las posibles soluciones. Al haber identificado la fase y saber cuál va a ser la siguiente crisis, ¡reconocerla! Esto abre la posibilidad de tomar las medidas correctas y no recurrir a cosas aplicadas antes y que ayudaban en circunstancias anteriores pero que no lo harán esta vez.
  • Buscar ayuda – la correcta. Hay miles de libros con propuestas de qué se debe hacer en cada momento en la empresa. Lo difícil es la tarea de escogerlos, leerlos y filtrar lo útil para después llegar a lo más complicado: ponerlo en práctica. El sistema EOS es una solución holística, simple e implementada ya en miles de empresas en todo el mundo que te ayudará llegar al siguiente nivel.

Próximos pasos...

Las 5 Fases de Crecimiento de las Empresas
Rate this post

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: