Alinear la Empresa: porqué y cómo hacerlo

la empresa alineada - igostrategy

La mayoría de los directivos han escuchado la expresión de la empresa alineada e intuyen o saben que es deseable. Saben que la estrategia, la capacidad organizacional, los recursos y el reparto de los mismos así como los sistemas de gestión deben apoyar la meta de la empresa, la misión o propósito para alcanzar todo el potencial de la empresa.

El reto es conseguir que toda la maquinaria de la empresa funcione de forma perfecta y evitar que cruja o se quede en el peor de los casos parada. Entonces podemos hablar de una empresa alineada.

La empresa alineada

Para presentar de forma visual la importancia de estar alineados quiero proponeros la analogía de contemplar cada persona que trabaja en la empresa como una flecha. Cada día sus esfuerzos, sus tareas y su efectividad avanzan la empresa en la dirección y con la longitud de una flecha. Para simplificar el modelo propongo que todos trabajan con la misma eficacia y efectividad, es decir todas las flechas tienen la misma longitud.

El resultado es un gráfico de la empresa alineada (idealizada) y en comparación la empresa que no está alineada y en la que encontramos una persona (flecha) “toxica” que no le gusta su trabajo y otras personas que no enfocan sus esfuerzos y trabajo en la misma dirección. Un escenario bastante habitual en las empresas de tamaño medio.

alinear empresas - igostrategy

Cuando las flechas no apuntan todas en la misma dirección ya intuimos una pérdida de eficiencia. Pero es cuando juntamos las flechas que podemos ver e incluso medir el impacto real de no tener las personas y recursos de la empresa alineados:

empresas no alineadas - igostrategy.com

El resultado es que conseguimos menos de lo que podríamos. En este caso concreto solo un 74%, un 26% menos de lo que es posible. Y por el otro lado no menos relevante, nos desviamos del objetivo lo que costará energía, dinero y tiempo adicional para volver a encarrilar la empresa. Hay un dicho en inglés que reza “si sabes adonde quieres ir es más probable que llegues (if you know where you are going it's more likely to get there)”. Todo cierto. Si la empresa no está alineada pasan dos cosas:

  • La empresa es menos productiva, es decir se consigue menos
  • La empresa se devía del camino, es decir el resultado será otro del esperado  

Cabe decir que es importante poner el tiempo suficiente de reflexión antes de definir y comunicar a todos la meta, hacia “adonde queremos que apunten las flechas”. Si lo definimos mal o lo comunicamos de forma errónea todas las flechas apuntarán al sitio equivocado.

El ejemplo McDonald’s

Puede que nos gusten o no las hamburguesas de McDonald’s (a mí personalmente no mucho pero a mi hijo sí…) pero lo quiero emplear como ejemplo: ¡Sirven cada día al 1% de la población mundial! Tienen más de 70 millones de clientes cada día repartidos en todos los rincones del mundo. Sin estar alineada como empresa en todos los detalles sería imposible crear una experiencia para clientes de la India igual como para los que viven y comen en Noruega o Canadá.

McDonalds

McDonald’s ha montado una cadena de valor empresarial perfecta a todos los niveles que conecta el propósito y Core Focus de la empresa (por qué hacemos lo que hacemos) con la estrategia (qué hacemos, cumpliendo con el propósito de la empresa), la capacidad de la organización (en qué hemos de ser los mejores) y el sistema de gestión (como optimizar el rendimiento).

Diseccionando estas partes, empezando con…

El propósito y el Core Focus de la empresa

Algunas empresas tienen un propósito, todas deberían tener un Core Focus. El propósito es la piedra angular sobre la que se construye toda la empresa, la causa mayor de las acciones de la empresa. Por el otro lado la expresión Core Focus, la primera parte se deriva de la palabra corazón y quiere indicar que es intrínseco. Y Focus, porque es un mecanismo de filtro en cuanto a los proyectos o actividades y servicios que una empresa realiza o rechaza. Es una guía para evitar las tentaciones que desvían energía, desvían las flechas.

En una empresa el posible éxito financiero tan solo es la consecuencia de que una empresa se (con)centra en su Core Focus y propósito. Por lo contrario, el beneficio ecónomico de la empresa no debería ser el propósito: ni crea foco en las actuaciones de la empresa, ni inspira a las personas.

Si miras a tu empresa… ¿Cuál es el propósito duradero de tu empresa, cual es el Core Focus que mantiene todas las flechas en la misma dirección? ¿Todos los empleados saben articularlo, los inversores y los socios? ¿Comunicas la visión de la empresa adecuadamente?

La estrategia de la empresa

Si hemos dicho que el propósito y el Core Focus definen porque la empresa existe, entonces la estrategia constituye la planificación de lo que la empresa debe hacer para cumplir con este propósito o Core Focus. Es decir, la estrategia puede cambiar y ha de ser flexible para adaptarse a los cambios del entorno de la empresa, mientras que el Core Focus siempre es el mismo, no cambia.

Como ejemplo, Walt Disney al crear su empresa definió claramente su propósito: “crear felicidad para personas de todas las edades y en todo el mundo mediante el mejor entretenimiento". Esto no ha cambiado hasta hoy, decenas de años después. Pero la estrategia de cómo lo ha hecho la empresa ha evolucionado con los años.

estrategia

Si miras tu empresa… Los servicios que ofreces o los productos que vendes ¿están en consonancia con tu Core Focus? ¿Falta algo o por lo contrario haces u ofreces cosas que no deberías por estar fuera del Core Focus? ¿Cómo puedes ser diferente de la competencia para poder competir a largo plazo?

Los recursos y la capacidad de la empresa

¿En qué ha de ser buena la empresa para poder ganar la competencia en las circunstancias del mercado hoy y mañana? En grandes empresas a menudo es la estrategia empresarial la que recibe la mayor atención de los directivos. Pero incluso la mejor estrategia es inútil si no la apoyamos con los recursos y capacidades apropiadas. Solo un equipo directivo imprudente define una estrategia sin saber si tienen los recursos para llevarla a cabo.

Los recursos incluyen personas, estructuras, la cultura y procesos de trabajo. Las personas necesitan habilidades, experiencia y los conocimientos necesarios para realizar el trabajo de la empresa; la estructura es sinónimo de las relaciones formales e informales dentro de la empresa, de las redes de comunicación y de las conexiones funcionales a través de las cuales se estructura el trabajo; los procesos son el cómo hacemos lo que hacemos, las rutinas, el trabajo planificado; y la cultura, como último, pero no menos importante es sinónimo de los valores de la empresa, las actitudes y creencias que guían el comportamiento de las personas en la organización.

Si miras tu empresa… ¿en qué necesita ser realmente buena para poner en práctica la estrategia? ¿Qué tipo de personas y profesionales son necesarias para triunfar como empresa? ¿Tienes una cultura empresarial honesta y abierta que apoya el dialogo y la innovación para sobrevivir también mañana? ¿Cuáles son los procesos de trabajo que diferencian tu empresa de la competencia?

El sistema de gestión de la empresa

Un sistema de gestión de la empresa debe tratar y solucionar todos los aspectos de la infraestructura de gestión, desde los sistemas de información hasta la gestión del rendimiento de empleados.

sistema de gestión

Si miras tu empresa… ¿Tu sistema de gestión apoya la estrategia escogida? ¿Has definido un cuadro de mando con métricas de control? ¿El esfuerzo está alineado con la estrategia?

4 Razones por las que las empresas no están bien alineadas

Hasta aquí parece claro, pero entonces, ¿por qué en muchas empresas no funcionan, son disfuncionales y poco alineados? Puede haber muchos factores pero hay 4 que sobresalen:

  • El equipo directivo no es consciente de la importancia de estar alineado como equipo. Muchas veces se enfocan solo en una de las partes pero no en el conjunto y todas las partes por igual. Lo que conlleva que la empresa nunca llegará más lejos que el eslabón más débil lo permite, sea la estrategia, los recursos o el Focus.
  • No hay una persona que se responsabiliza de alinear la empresa. A menudo los directivos sobreprotegen y optimizan sus propios recursos y dominios y anteponen sus departamentos al bien común de la empresa. Debe haber una persona capaz y capacitada para asegurar que la empresa esté estratégicamente alineada así como estructuralmente equilibrada.
  • Cuanta más complejidad organizacional más difícil será alinear toda la empresa. La complejidad es resultado del número de empleados, la variedad de diferentes líneas de negocio y con ello diferentes expectativas de clientes diferentes y la dispersión geográfica. Simplicidad y foco ayudan a que sea una tarea más fácil alinear la empresa.
  • Actividad se confunde con progreso. Las preguntas esbozadas arriba requieren tiempo, dedicación, buen juicio, coraje y energía para responderlas. Mi experiencia es que el enemigo número uno es la actividad frenética: se antepone a la reflexión y discusión. Se trabaja frenéticamente para apagar fuegos, pero solo en los temas urgentes, nunca en los lo que es importante. Garantizar que toda la empresa esté alineada debería ser de alta prioridad para el equipo directivo. Muchas empresas carecen de una visión clara y de la dirección necesaria para alcanzar todo su potencial.

Resumiendo…

Las empresas estratégicamente alineadas tienen más probabilidad de triunfar en un mundo de rápidos cambios y con mucha competencia. El equipo directivo debe definir el Core Focus para poder alinear la estrategia empresarial y los recursos de la empresa. Lo que a menudo se interpone es la persecución de resultados a corto plazo y la presión por conseguirlos lo antes posible.

La consecuencia para la empresa no alineada es un futuro incierto.

Próximos pasos...

Alinear la Empresa: porqué y cómo hacerlo
4.6 (92%) 5 votes

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: