6 consejos para recordar nombres

recordar nombres

Recordar nombres es una capacidad muy positiva y a veces inviable por parte de las personas que n tenemos esta capacidad innata de recordar los nombres de las últimas tres películas de cine que hemos visto o el autor del último libro que hemos leído.

Sé que hay personas que les es muy difícil recordar nombres. Soy uno de ellos... Y sufro regularmente al tener que presentar a otras personas, recordar el último libro que he leído o el autor que lo ha escrito.

Hoy quiero escribir sobre algo que parece tan básico y tan simple como recordar un nombre.

En primer lugar y antes de entrar en detalle de cómo mejorar hemos de preguntar...

¿Por qué es importante recordar nombres?

  • Si estamos en un sitio con mucha gente y escuchamos nuestro nombre en seguida prestamos más atención y miramos quien nos ha llamado o esté hablando de nosotros. 
  • El ser humano necesita atención (algunos más que otros) para sentirse apreciado y validado como persona. El escuchar nuestro nombre hace precisamente esto, nos sentimos confortables, alguien habla de nosotros o nos dirige la palabra
  • El mero hecho de escuchar nuestro nombre tiene un efecto positivo en nuestro cerebro y causa una sensación positiva hacia la persona que lo ha pronunciado. Por lo que por ejemplo en el networking es de mucha ayuda. La persona a la que nos dirigimos con su nombre o la que sabemos presentar a otros con su nombre nos recordará a nosotros mismos más fácilmente. Y no solo esto, sino nos recordará más positivo 

Y como el networking es hoy en día una de las claves principales de avanzar en la carrera, como empresario o porque no, al encontrar una pareja, vale la pena hacer un esfuerzo, cambiar los hábitos para recordar mejor el nombre de otra persona.

Por el otro lado es interesante saber porque a algunos nos resulta tan difícil recordar nombres: Neurocientíficos han mostrado que procesamos el nombre de una persona de forma distinta que otras cosas que aprendemos de la persona (como en que trabaja, su cara o historias de vida).

Entonces...​

recordar nombres

¿...qué podemos hacer para recordar mejor los nombres de otras personas?

  • Prestar atención en el momento de escuchar el nombre - Muchas veces ni siquiera escuchamos si se nos presenta una persona porque estamos ocupados con otras cosas, como por ejemplo dar la mano o dos besos, qué vamos a decir como siguiente u otras pensamientos que nos vienen a la cabeza. De forma que cada vez que te presentan una persona acuérdate de prestar atención al nombre 
  • Repite el nombre  - Repetir el nombre justo después de haberlo escuchado ayuda a alojar el nombre en tu memoria a corto plazo y si lo vuelves a decir para tus adentros en los siguientes dos minutos ayuda a tu centro neuronal a crear las conexiones necesarias para recordarlo. Si aun así lo has olvidado pregúntalo antes de partir 
  • Escribe el nombre - En cuanto puedas escribes los nombres de personas que has conocido, en papel, en tu agenda, en tu móvil, LinkedIn… La investigación reafirma que escribir el nombre ayuda a retenerlo en un alto porcentaje 
  • Hacer la prueba de lo que recuerdas - De vez en cuando repasa tus apuntes o agenda y mira si recuerdas las caras detrás de los nombres y su información personal. Hay personas a las que ayuda hacer este ejercicio caminando. 
  • Usa tu imaginación para recordar nombres - Como recordamos mejor otras cosas de la persona que su nombre es de ayuda asociar el nombre de la persona con algo de su historia o lo que sabes y recuerdas de él. Si por ejemplo quieres recordar a Marco Hernandez piensa en el cuadro a su lado cuando le conociste y el interesante “marco” que tenía. Al inicio cuesta crearse estas pequeñas historias pero con el tiempo te vuelves experto y ningún nombre se te escapa. 
  • Usa la chuleta para recordar nombres - Cierto que muchas veces son los momentos improvistos para tener que recordar nombres, pero también hay otras situaciones. Como una reunión de trabajo de la que sabes quienes van a acudir. Entérate quien acude e investiga y recuerda sus nombres antes de la reunión. La investigación ha mostrado que este ejercicio ayuda a volver a meter los nombres en la memoria de corto plazo y aumenta significativamente la capacidad de saludar a las personas con su nombre.


La memoria de los nombres funciona como un musculo, cuanto más la ejerces, mejor responderá. Cierto que existen los Arnold Schwarzenegger. Pero seamos sinceros, quien quiere tener el aspecto de Arnold… Pero un poco de ejercicio no va nada mal 😉

arnold

Así que ¿harás caso a estos consejos y mejoras tu memoria de nombres o prefieres no hacer ningún esfuerzo extra y no recordar los nombres como de costumbre…?

Para animarte con un dato estadístico, según la Harvard Business Review con estos pequeños consejos ¡hay personas que han mejorado 7 veces su capacidad de recordar nombres! ¿Te apuntas…?

Y por cierto... el último libro que he leído yo me recuerdo el nombre:  Man’s search for meaning de Viktor E. Frankl 😉 Os lo recomiendo!

Próximos pasos...

Rate this post

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: