6 consejos para mejorar tu red de contactos

networking - red de contactos

Con el nacimiento de LinkedIn el 28 diciembre 2002 empezó la locura de la redes de contacto. Antes también los teníamos, los contactos, pero en formato de agenda de Outlook, tarjetas de visita o incluso en una de estos artefactos de contactos encima de la mesa, los tarjeteros rotativos. Hoy parece que todo haya cambiado y el “networking” se ha convertido en deporte.

Pero no debería ser de esta manera sino primero, como con todas los proyectos o tareas habríamos que preguntarnos para qué queremos ampliar la red de contactos que tenemos.

La red de contactos – cantidad y calidad

Algunos dirán: "Me encanta hacer networking porque…llego a conocer a mucha gente que nunca más veré en mi vida."

Lo que sí es cierto es el hecho de que ampliar la red de contactos es una inversión sin saber ni cómo ni cuándo te aportará el valor que esperas. Pero si empiezas a preocuparte por tus contactos cuando los necesitas muchas veces ya es tarde.

Si sentimos que habríamos que ampliar nuestra red de contactos probablemente es porque sentimos que los que actualmente tenemos no son los adecuados o suficientes en referencia a nuestras metas profesionales o personales. Es decir, cantidad y/o calidad.

Entonces, antes de empezar con el networking, lo primero que nos habríamos que preguntar es qué tipo de contactos me gustaría tener y para qué me harán falta.

Para ello es necesario saber adónde nos dirigimos profesional o personalmente. ¿Dónde quiero estar dentro de 5 años, que tipo de trabajo quiero hacer, quien me puede ayudar o quien debo conocer para conseguirlo? Una vez sepas responder a estas preguntas verás con más claridad la calidad que tu red de contactos debería tener. No sirve de mucho tener en Linkedin 1.000+ contactos si a ninguno de ellos les puedes pedir un favor o mandarles un email para que te introduzcan a otra persona.

Entonces, ¿Qué podemos hacer para mejorar la red de contactos?

1. Asistir a eventos

¿Dónde se puede llegar a conocer personas? Pues allí donde hay personas. No hay otra. Puede parecer intimidante ir a eventos con muchas personas pero es la manera más rápida y fácil de conocer personas. No todos los eventos están etiquetados como un "evento de networking", pero cada evento es de hecho una oportunidad para ampliar los contactos. Es fácil buscar en internet por ferias de tu sector y acudir con la mente abierta para compartir, aprender, escuchar.

Las tarjetas de visita ya no son la manera más moderna y práctica para archivar los contactos pero sí siguen siéndolo en el momento de conocerse. De forma que no te olvides de llevar un buen fajo de tus tarjetas de visita.

Por el otro lado si has conocido una persona interesante y sabes que tienes interés directo o indirecto en mantener un contacto con ella muchas veces es mejor quedar para otro día para profundizar. De esta forma te puedes preparar la reunión de forma adecuada, investigar la persona, saber qué es lo que quieres… y seguir conociendo más personas.

Si no lo has hecho nunca o te sientes inseguro, quizás quieres pensar en una lista de posibles preguntas para cuando conozcas a alguien. Normalmente a las personas les gusta contar lo que hacen, de forma que no tengas miedo a preguntar, mostrar interés y saber cuáles son sus necesidades.

2. LinkedIn

Sí, LinkedIn. Quien quiere ampliar su red de contactos no puede o no debe pasar de largo de esta red de contactos, específicamente enfocada en los profesionales. Después de un inicio frenético y con muchas alternativas hoy existen todavía otras redes profesionales (Xing, Ryze, StudiVZ, Quibb, Opportunity…) pero con mucha diferencia el más usado es LinkedIn.

La magia para ampliar la red de contactos dentro de LinkedIn reside en ser proactivo. Si creas un perfil para luego solo cerrar la pestaña y nunca más volver, mejor no invertir ni este tiempo.

Para hacer nuevos contactos de valor dentro de LinkedIn recomiendo varias alternativas: unirse a grupos específicos de la propia industria, conectarte con personas de ideas afines y sobre todo compartir contenido (en el mejor de los casos contenido propio). De esta manera puedes crear reputación dentro de tu sector y atraer a personas que quieras conocer.

Según el perfil que tengas también puedes usar los “InMails” para mandar de forma directa emails personales a personas fuera de tu circulo directo de contactos. En este caso tener muy claro qué es lo que quieres de la otra persona y decir algo más que "Hola, me gustaría conectar contigo"...

LinkedIn-Logo

Luego están las recomendaciones. Está muy bien usar el botón de las recomendaciones, pero con cabeza: Nunca promociones una habilidad de otra persona que esté por debajo de su actual puesto o responsabilidad. Por ejemplo, no es lo ideal endosar un Director de Marketing por sus habilidades de creación de contenido.

Y al final, si la persona con la que contactas tiene intereses comunes contigo, ¡sé valiente! Y pregúntale si tiene tiempo para tomar un café para intercambiar ideas y opiniones sobre el tema que os une. Mi experiencia es que en el 90% de los casos se acepta la propuesta y salen conversaciones interesantes.

3. Poner en contacto & la regla del favor

No eres el único que quiere ampliar su red de contactos y conocer personas de la industria para aprender y compartir ideas. Así que si te enteras de algo que pueda interesar (¡de verdad interesar!) a otras personas dentro de tu circulo de contactos, déjaselo saber. De forma directa, no a través de una publicación en LinkedIn.

Es decir, si se abre por ejemplo una oportunidad de negocio que no te encaja a ti pero conoces a alguien quien puede hacerlo muy bien, pon las dos personas en contacto. Ahora bien, nunca lleves la cuenta de los favores. Primero dar, luego (a lo mejor) recibir es el lema.

La regla de oro en estos casos es siempre tiene que haber interés por parte de las dos personas. Imagínate que conoces un Director de Informática y con cada pregunta que alguien tiene sobre ordenadores les pones en contacto con él. Dentro de poco te pondrá en la lista negra. Muy distinto sería por ejemplo le pusieras en contacto con una persona que buscara un experto para dar clases en una escuela de negocios. Ganarán los dos - y tú también.

Para volver a la regla de los favores: primero ayudar. Siempre que puedas y tus otras prioridades te lo permitan ayuda a las personas. Ya verás como los esfuerzos que has sembrado tarde o temprano serán compensados, a veces de la forma más inesperada.

4. Contactos a través de contactos

La forma más fácil de conseguir nuevos contactos es a través de los contactos que ya tienes. No lo dudes a la hora de pedir que un amigo o conocido te introduzca a otro profesional de forma directa. Ahora bien, no le dejes hacer el trabajo de pensar cómo introducirte sino ponérselo fácil.

Es posible que a través de tu red de contactos en LinkedIn por ejemplo hayas descubierto una persona que te interesa conocer. Pide a tu contacto en común que te introduzca, adjuntándole una breve descripción del porqué. De esta forma tu contacto no ha de pensar qué escribir y cómo introducirte, sino puedo copiarlo dentro del email.

5. Las tarjetas de visita & el nombre

Estamos en el siglo XXI y la era digital pero las tarjetas de visita persisten y no hay cambio a la vista. Yo personalmente hace tiempo había esperado que se sustituyera con alguna aplicación móvil que nos permitiera ponernos en contacto de forma más fácil, sin papel.

A la vista que esto de momento no va a pasar recomiendo siempre llevar algunas tarjetas de visita contigo, vayas donde vayas. Que la oportunidad no te pille desprevenido.

Ahora bien, una vez llegues a casa, vale la pena invertir tiempo para digitalizar la información para poder acceder los datos de contacto siempre y en todo momento. Cierto que requiere trabajo pero a lo largo vale la pena. En concreto recomiendo

tarjetero rotativo
  • Buscar la persona en LinkedIn y conectar con ella.
  • Usar un sistema online de contactos (Outlook, Gmail etc.) y añadir en las notas algunos detalles del contacto: donde le has conocido, intereses, hijos etc.

De esta forma estarás preparado para la próxima vez que le veas y podrás usar su nombre y hacer referencia a detalles de los que habéis hablado. Si te es difícil recordar nombres hay trucos para aprenderlo.

"El nombre de una persona es para él o ella el sonido más dulce y más importante en cualquier idioma." dice Dale Carnegie. De forma que cuando te despides aprovecha para hacerlo con el nombre de la otra persona “Ha sido un placer conocerte, Marc.

6. Tú

Una variable muy importante en el networking eres tú. Tu actitud es primordial para hacer contactos. Si no estás abierto a compartir conocimientos o ideas difícilmente vas a crear una red de contactos de calidad y cantidad. Como escrito ya arriba lo primero es dar sin esperar recibir nada a cambio. Pero al margen de los actos está la actitud que mostramos al encontrarnos con otras personas.

Al ponernos el espejo ¿vemos una persona a la que nos gustaría conocer? Quizás son palabras duras, pero no deja de ser cierto y creo oportuno escribirlo. Porque si no fuera el caso es difícil esperar que los demás piensen distinto y será necesario primero trabajar con nosotros mismos antes que con la red de contactos.

Los tímidos y la red de contactos

Ampliar la red de contactos no es una tarea fácil ni rápida. Si no tienes claro para qué hacerlo recomiendo tomarte un respiro y reflexionar sobre tu futuro.

timido networking

Para las personas más tímidas e introvertidos muchas veces prefieren todas las excusas antes que exponerse a una sesión de networking. Lisa Petrilli, autora del libro “The Introverts Guide to Success in Business and Leadership” (La guía para introvertidos para tener éxito en los negocios) dice que especialmente para las personas que tienden a ser más introvertidos el networking puede causar cierta ansiedad. Para superarlo recomienda:

  • No dejes que te intimiden - Es importante que sea una prioridad ya que tu red es un activo increíblemente valioso en tu carrera profesional
  • Dar más que recibir - Ir a cada evento o conversación con la mentalidad e intención de ayudar a los demás.

A partir de aquí te dejo con mi perfil de LinkedIn y si quieres, encantado de tomar un café o tener una llamada por Skype 😉


Próximos pasos...

Leave a Reply 0 comments

Leave a Reply: